↓ Usa la barra ↓

martes, 30 de noviembre de 2010

¡Hala! Más cositas ¡Qué sorpresa!

Esto de los doble post se está haciendo popular jajaja. Mami y yo nos hemos quedado dormidas y se ve que papi ha ido a comprar algún producto de la marca Royal canin de crecimiento para una cosilla que ahora explicaré y varias cositas más. Cuando nos hemos despertado nos hemos encontrado con una bolsita llena de cositas para mí: una bolsita de comida Babycat 34 de Royal canin para 1-4 meses que me ha encantado, está buenísimo; leche en polvo para gatitos de o-3 meses, eso lo tengo que probar; un cortaúñas de Flamingo para gatitos y un juguete-ratón que me ha encantado con un cascabel en la cola. Casi no dejo a mami sacar la foto porque quería jugar con él. Papi me lo ha comprado todo, qué guay, cómo piensa en mi... Ahora bien, voy a explicar para qué querían comprar algo de Royal canin: en su página oficial, por enviar el cupón con los datos y un código de barras de alguno de los productos que pone, te envían a casa un kit de bienvenida que contiene una carpetita donde poner la cartilla del veterinario y algo más, un libro de gatitos y un juguete. Si alguien tiene un gatito de menos de un año de edad puede hacerlo, espero que me llegue pronto a casa. Mi mami se enteró de esto gracias al blog de Petra que además tiene la dirección de otro pack de bienvenida. Resultan muy útil para los papis así que no cuesta nada pedirlos.

Por último pero no menos importante, doy las gracias a todos los que estáis siguiendo mi pequeño blog. Me llena de alegría tener tantos nuevos amiguitos por la red.

Haciendo amigos por la web

Ayer me dio por cambiar los colores de mi blog, espero que os guste más, a mí desde luego que sí. Antes que nada debo dar las gracias a Pruno y a Rosa Mari por haberme puesto una entradita en su blog. También por darme el award que he publicado en la sección "Awards" de arriba, nos ha gustado un montón. A ver si os hacemos algo a vosotros, que a mami le gusta hacer cositas de esas también...


Anoche me llamó la atención una cosa, en el techo se movían unas luces de izquierda a derecha y viceversa. Mami me dijo que eran los reflejos de los coches que pasaban y me dormí al rato. Me gustaba mirarlo y me quedaba embobada. Esta mañana desperté a mami y después nos fuimos a la casita de los gatos. Me pasé toda la mañana jugando con Mía, ella se sube en una silla y yo le intento atrapar el rabo. Aunque ella también intenta pillarme, pero la mayoría de veces termino escapando MUAJAJAJA. Cuando ya me cansé me fui a dormir con mami. Esta vez me he puesto encima suya porque me gusta oír los latiditos de su corazón, me relaja mucho y me quedo dormida ya mismo.


Poco a poco me estoy acostumbrando a Lúa. Me acerco para olerla y ella me mira y cuando acerca la cabeza me asusto y me voy, pero vuelvo y lo hago otra vez. No me hace nada, pero es que no me fío mucho...


El Neko sigue igual, me bufa mucho. No sé qué hacer para que sea mi amiguito. Yo intento acercarme a él pero con los bufidos me asusto. Aunque tengo que decir que el otro día me olió por detrás, pero cometí el error de mirar, se asustó y se fue bufándome. Creo que se va acostumbrando aunque MUY lentamente. Conseguiré que juege conmigo como Mía, tenedlo por seguro.


Bueno, luego regresamos a casita y sigo dando guerra. Por cierto, ya hace tres semanas que estoy con mami y papi. Me quieren un montón e intentan darme todos los caprichos que pueden. Si molesto a mami mientras está en el ordenador escribiendo o mirando cositas, ella me deja que escriba también, y si molesto a papi cuando está tumbado en la camita paseándome delante suya, juega un ratito conmigo. Algunas veces me emociono tanto jugando que termino haciendo daño, pero no me pegan ni me regañan, sólo me dicen "no se hace eso" y dejan de jugar durante unos minutos, pero después, vuelta a la carga.

Aquí dejo un vídeo de cómo despierto a mi mami por las mañanas:

lunes, 29 de noviembre de 2010

Caían cosas del cielo

Hoy toca doble post porque tengo que explicar una cosita. Al venir esta mediodía Dani del trabajo, ha traído una planta que no huele a nada. Es verde, con cositas rojas y doradas y no sabe a nada. Mamá dice que se llama árbol de navidad. De repente han empezado a caer cositas blancas del cielo. Hacía un frío... Papá y mamá lo llaman nieve. No se por qué les gusta tanto, está fría y lo único que hace es caer lentamente al suelo. A mí me ha gustado porque me han llamado la atención, no todos los días se ven los copitos de nieve. Otra cosa que no entiendo es ¿Qué es la navidad? Espero que mami y papi me lo expliquen. ¡Hasta otra!


Ya de paso os dejo un vídeo que hizo mami de mi persiguiendo algo que estaba debajo de las sábanas:

Mi juguete

Como os prometí, aquí dejo fotitos de mi juguetito nuevo heredado.


La parte de arriba se sale porque está roto, pero Tania y Dani me lo van a arreglar para que pueda tumbarme ahí sin caerme. Por ahora me entretengo con las bolitas colgantes. La cuerda de pita me fascina. Estoy todo el día rascándome en la barra. La parte de abajo me gusta un poco menos, pero tampoco me hace mucha falta porque para relajarme lo que hago es ir al regazo de mami o papi a dormir un poquito. También he de decir que, aunque aún soy muy pequeña, he conseguido saltar una distancia de más de medio metro de longitud. Es un logro para mí, no creí que sería capaz de hacerlo pero lo conseguí.


Esta mañana he despertado a mami mordiéndole como siempre la barbilla, y cuando abría los ojos... ¿yo? si yo no he sido, soy una nena buena. Una vez casi me pilla pero he hecho como si me lamiera. Por los pelillos del bigote... Bueno, eso es todo. ¡ah! También ha subido mami más fotitos al álbum de Picasa. Comentadle eh que le gusta y a mi también ^^

sábado, 27 de noviembre de 2010

El cumple de Dámaris

Hoy hemos ido a la casita de los gatitos. Hacía mucho frío y me estaba congelando en mi transportín pero menos mal que tenía mi mantita. Coche nos ha llevado y al cabo de un rato de haber llegado a la casa, ha ido llegando más gente. Eran los amigos de Dámaris, la hermanita de Tania, y traían cajitas envueltas con papel.


Había mucho ruido y me asustaba un poco porque estaban cogiéndome todo el rato y yo quería irme a una zona más tranquila, pero no me dejaban en paz. Luego Tania me ha metido en una habitación pero tampoco me gustaba estar ahí solita y me puse a llorar hasta que Dani me tomó en brazos y terminé por dormirme por el cansancio de haber aguantado tanto ajetreo anteriormente.


Ahora estoy mucho más tranquila. Hemos llegado otra vez a casita a lo calentito y lo tranquilo. También me han traído el juguete rascador que había en la casita de los gatos que me gusta mucho jugar con las bolitas que cuelgan de las cuerdas. Cuando tenga una fotito de mi juguete "nuevo" la pondré en alguna de las próximas entradas a no ser que se me olvide... ¡Chao!

viernes, 26 de noviembre de 2010

Hay otro gatito

Últimamente voy de aquí para allá investigando todo a mi alcance y el otro día descubrí algo inquietante: he visto otro gato en una de las habitaciones. El caso es que me fastidia porque hace lo mismo que yo, pero parece que hay una barrera entre nosotros y yo intento jugar con él. Al principio me asustó y le dije que esa era mi casa, que se fuera y hacía lo que yo, pero luego, como no me hacía nada intenté mirar detrás de la barrera pero no había nada, también miré por debajo pero nada...


Cada vez que veo la puerta abierta voy hacia allá para ver si sigue allí, y sí, siempre que voy, el gatito está allí. No sé si es que no le dejan salir, pero bueno. Algún día terminará saliendo de ahí y podremos jugar.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Mía ya juega conmigo

No se qué me pasa últimamente que me estoy despertando con una energía increíble. Nada más hacerlo corro de allá para acá como una loca. Noto mis patitas mucho más fuertes y he crecido un poquito.


A mí me gusta dormir en el transportín pero como muchas noches está cerrado, me voy a acoplar en la cabeza de Tania a lo calentito. Parece que no le importa, por eso lo hago, creo que me cierra el transportín para que lo haga...


Cuando fuimos a la casa de los gatitos estuve reconociendo a la gatita. Se llama Mía y creo que le gusta jugar conmigo porque se subió a una silla y estuvimos jugando a patitas, a ver quién pillaba a quién. La veo muy grande aún, así que cuando me da ella un zarpazo a mi se me escapa un bufidito. Por el contrario, el neko no quiere saber nada de mí. Cuando se acerca a menos de dos metros ya me está bufando con una voz que me asusta. Yo intento acercarme, pero me es imposible con ese ruido y me voy pitando. Ojalá llegásemos a ser amigos algún día.


También fuimos porque era el cumple de la hermanita de Tania. Llegamos a casa y no estaban, pero Tania llamó y vinieron al rato, mientras yo aproveché para jugar con Mía. También vino alguien que no conocía. Era una amiga suya y le llevó un regalo, como nosotros. No vino nadie más porque dijo Dámaris que celebraba su cumple el sábado. Ya tiene 15 añitos, y yo sólo tengo dos meses... aún soy muy peque...

martes, 23 de noviembre de 2010

Me han castigado

Este fin de semana he estado todo el tiempo en casa de Dani. Alguna vez que otra se iban, pero siempre volvían. Por las mañanas siempre estaba en estado de hiperactividad corriendo de allá para acá y atacando los pies y piernas de la gente que pasaba por mi lado. Recuerdo que el viernes, Tania les cambió el agüita a las tortugas y me tiré todo el recorrido de la habitación al baño y del baño a la habitación detrás de ella persiguiendo sus pies.


Todo fue más o menos bien hasta la noche del sábado al domingo. Yo estaba totalmente aburrida y no tenía ganas de dormir, entonces me puse a jugar con todo lo que pillaba. Como hacía tanto ruido, Tania me cogió y me metió en el transportín. Sólo quería jugar... Desde esa noche no quiero saber nada de ella, me castiga cuando comen también. ¿Qué hay de malo que una servidora quiera pillar algo de la mesa? Jope, no me dejan hacer nada...


Anoche, Tania me cogió para que durmiera con ella, pero como yo no quiero, me he ido al transportín y me dormí ahí. Cuando Dani se despertó para irse a trabajar, Tania también se despertó, y como vio que no estaba con ella, me empezó a buscar y me vio en el transportín. Volvió a cogerme pero no quería jugar con ella. Parece triste porque no quiero estar con ella pero es que me castiga siempre ella.


Luego esta mañana sí que dormí con ella, había estado jugando conmigo y parece que me quería pedir perdón, así que le he dado otra oportunidad por decirlo así.

martes, 16 de noviembre de 2010

Me he vuelto loca

Cuando se iba Dani a trabajar, nos hemos quedado un rato viendo la pantalla brillante desde las 4:50 hasta no se qué hora, pero luego nos hemos vuelto a dormir. Adivina a qué hora nos hemos vuelto a despertar... a la 13:00. Hemos dormido mucho. Más tarde llega Dani y me he tirado toda la tarde jugando hiperactivamente por toda la habitación.


Que si juego con mi bolita, que si con la botella, que si me meto en los sitios estrechos... Eso sí, siento mis patas mas fuertes y ya casi me asomo desde abajo saltando a la cama. Me faltaba sitio para correr.


Cuando Tania me ha cambiado la arenita me faltaba tiempo para estrenarla. He dejado un buen regalito hehehehehe........... Ya me he acostumbrado por completo al collar, pero me lo quitan para dormir porque si no hago mucho ruido y no podemos dormir, pero me encanta hacer sonar el cascabelito cuando lo llevo.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Sigo sin gustarles

Esta mañana, cuando me he despertado, Rafi, el hermano mayor de Dani, ha estado jugando un rato conmigo y de repente se cae un bolso y ha hecho tanto ruido que nos hemos asustado. Más tarde he ido a la casita de los gatitos y aún no me aceptan, pero estoy en ello, por lo menos ya no me dan con la pata, solo me bufa el Neko, pero seguro que terminamos siendo amiguitos.


Luego me han puesto una cuerda en el cuello que hacía ruido como las de los gatos, pero me molestaba y me la intenté quitar pero no he podido. En cuanto hemos llegado a casa de Dani me he tumbado y me he dormido y por la noche me han cogido, me han llevado al salón y he salido en la pantalla brillante de Tania. Olía rico, pero no me han dejado quedarme allí...


Bueno, hasta otra, que tengo sueñito.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Buenas noticias

Me desperté esta mañana con la patita al 99% bien y después terminó al 100% pero de todas formas me tienen que dar esa cosa que huele raro. Hoy estoy más animada, mi bolita corría y la he cazado varias veces, pero se volvía a escapar. No sabe perder... si no me picase tanto no iría a por ella...


Después de comer me ha vuelto a dar Tania la medicina, y ahora me encuentro mucho mejor. También he investigado qué había debajo de la cama y habían cosas que me hacían estornudar. Eran como bolitas de pelo y he salido de ahí con las patas negras...

Después Tania y Dani han estado jugando un ratito conmigo y me he terminado comiéndome los pelos de Tania. No se... por más que intento poner la pata en el ojo no consigo pillárselo, es muy rápido y se esconde. También lo intenté con Dani, pero tampoco dio resultado.


Bueno, no me queda mucho que contar, los gatos dormimos casi todo el día. Mañana me toca ir donde los gatitos grandes, a ver si quieren hacerse mis amigos.

sábado, 13 de noviembre de 2010

¡Qué bien!

Cuando me desperté me encontré mucho mejor de mi patita. La podía apoyar en el suelo pero no del todo. Luego más tarde me llevó Tania otra vez al sitio ese que no me gusta, pero esta vez no me han pinchado pero me ha tocado la patita y ya. Al llegar a casa parecía que la molestia se había traspasado a la otra pata. He empezado a cojear con ella y la otra pata ya estaba bien del todo. No me lo explico, ¿tan rara soy?



Hoy estaba muy cansada, así que me he tirado todo el día durmiendo. Solo me apetece estar a lo calentito al lado de mis papis, que se que me quieren mucho. Tania se preocupa demasiado, solo es una mala racha qué se le va a hacer si mi patita quiere dar trabajo... Solo espero que mañana esté bien. Me ha dado una cosa que olía un poco raro y he escupido lo que no me he tragado ¡es que no me gusta! Tania dice que es para que me ponga buena pero qué asquete... y encima mañana me lo tiene que dar otra vez. Menos mal que no tengo que tomármelo todos los días. Bueno, ya contaré mañana qué tal estoy.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Mi patita está malita

Hoy me he levantado bien, pero al rato me ha empezado a molestar la patita delantera izquierda y he tenido que ir cojeando hacia la comidita. Sigo jugando y siendo tan trasto como siempre, pero la patita no me deja apoyarla.



Luego por la tarde me han metido en el transportín y Coche nos ha llevado a casita de Tania, pero solo por un momentito porque tenían ue llevar una caja negra y no me querían dejar solita. Creí que era por eso, pero después Coche nos ha llevado a otro sitio. También venía la hermanita de Tania. El sitio del que hablo curan animalitos, pero después de haber ido ya no me gusta, ¡me han pinchado! También me han pesado y peso 820g ¡qué bien, ya me estoy haciendo mayor! Dentro de poco podré hacer lo que hacen los gatos grandes como subir a sitios altos y bajar sin miedo, porque me da un miedito bajar de los sitios... Bueno, que la chica enfermera me ha pinchado en el pellejo, ¡no quiero volver! Prefiero estar tirada encima de Tania, se está tan calentita una...


Luego hemos vuelto a casita y hemos estado viendo la tele, y ya de noche se fueron todos dejándome solita un rato, pero volvieron Dani y Tania en seguida, habrán llevado a Dámaris a la casita de los gatos grandes.



Ahora estoy tranquilita, metida en la camita y a punto de irme a dormir. Espero que mañana esté mejor de la patita, pero la chica dijo que no era nada, que era del crecimiento.

jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Y eso? ¿Qué es?

Esta mañana me he despertado por culpa de Dani. Aún era de noche y tenía sueño. Luego he visto que se vestía, eso es lo que hacen los humanos cuando salen de casa creo, así que he comprendido que se iba a ir, pero no sin antes un abrazo. Es que como Tania seguía dormida me he puesto a dormir con ella y viene Dani y le da un besito. Y ¿qué pasa? ¡Yo también quería uno! Así que estiré las patitas para darle un abracito en los pelos de la cara y también me da un besito a mi. A ver si voy a ser la única sin carantoñas... ¡Claro que no!



Hoy no he ido a la casita de los gatitos y eso negro, así que no me ha llevado Coche haciendo ruido. Me pregunto cómo estará, a lo mejor no le han sacado hoy a pasear. Me he pasado toda la mañana jugando con mi pelotita de punto, y como Tania no me hacía caso y no dejaba de apretar los botoncitos de la pantalla brillante, me he pasado por delante para que jugara conmigo.


Luego más tarde volvió Dani, pero por su culpa tenía sueño, así que he estado la mayor parte de la tarde dormida. En algunas ocasiones tenía hambre y como no recordaba dónde tenía mi comidita, se la pedí a Tania y ella me llevaba donde estaba. Ahora ya recuerdo dónde está y voy yo solita. Como no deja de darle a los botones de la pantalla brillante, me gusta dormirme en su regazo mientras escucho el sonidito que hacen. Ahora que me fijo en la pantalla: hay una cosita pequeña que no deja de moverse y cuando intento atraparlo ¡no puedo! No me lo explico, ¡si está ahí! También pasa una cosa curiosa, cuando estoy en frente de la pantalla, salen letras y más letras, no paran de salir. Luego va y me quita, pero yo sigo queriendo ver las letritas, me gusta ver cómo aparecen.


Ya de noche entra Dani en la habitación oliendo a cosa rica, pero no me han dejado comer de eso. En cambio me han metido en el transportín. Yo pedía que me sacaran pero cuando lo han hecho, ya no olía rico. Lo han hecho a posta, seguro...



Me gusta mucho jugar con mi bolita, y parece que a Dani también, yo se la presto si la quiere pero si no la quiere, ¿qué hace cogiéndola cuando yo quiero jugar con ella? Es que luego la deja de lado cuando yo no la quiero. He probado a ir a por ella otra vez y me la ha vuelto a quitar. Yo creo que son ganas de fastidiar...

¡JOPETAS! Solo quiero ser su amiga...

Ayer me desperté hecha una bolita al lado de Tania. Como veía que aún seguía dormida, empecé a ponerle las patitas en la cara y a morderle la barbilla. ¡Quería que jugara conmigo! Menos mal que se despertó, pero tonta de mi que me quedé otra vez dormida. Me volví a despertar y ya se despertaron los dos. También quise que Dani jugara conmigo pero cogió una cosa cuadrada y la abrió. Estuvo mucho rato sin hacerme caso, así que me paseé por su cara, pero seguía sin hacérmelo. Me vengué dándole con la patita en el ojo, porque lo movía mucho. También lo hice yendo a la arenita y poniéndole las patitas en todas sus zapatillas.



Me han hecho un juguete de lana, es una bolita con una cuerda para jugar también con alguien. Me gustan las dos extremidades... Luego me han llevado a la casa donde están los otros gatitos y la cosa negra enorme. Como se acerque a mi le bufo! Yo le quiero caer bien a los otros gatitos, pero parece que no quieren tener nada que ver conmigo, el chico me bufa mucho y la chica no se ha bajado de la mesa en toda la tarde, no sé cómo podría caerles bien... Aún me asusto de Tania, pero ella y Dani parecen majos. También conocí a Dámaris y Elvira, la hermanita y mamá de Tania. Los humanos me parecen majos de por sí, pero me dan un poquito de miedito porque los veo tan grandes que cuando están de pie salgo corriendo.



Luego por la noche nos vino a recoger Dani con la cosa esa tan grande que hace ruido y se mueve. Sólo me subo para que me lleve de casa de Dani a la de Tania, así que no debe ser muy bueno cuando solo lo pasean un ratito. Debería ser más cariñoso y no hacer tanto ruido... Se llama Coche, creo.



El primer día que estuve en casa de Dani, me metí detrás del mueble del comedor y me engañaron para salir. Como oía maullidos pensé que necesitaban ayudita, pero de pronto veo una mano que me coge y casi consigo meterme de nuevo.



Por la noche me duermo a lo calentito. Me hago una bola, me estiro o pongo posturas raras para dormir en la cama con Dani y Tania, y a dormir toda la noche... o no...


martes, 9 de noviembre de 2010

Presentación


¡Hola! Me llamo Onigiri y soy una gatita tricolor. Tengo un mesecito. Mi dueña se llama Tania y fue quien me adoptó en el veterinario. La pobrecita ha perdido esta mañana a su mascota llamada Mar a la que quería mucho. Yo estaba con mis otros tres compañeros en la jaulita cuando Dani y ella se fijaron en nosotros. Dani preguntó si podían adoptar a uno de nosotros y me eligieron a mí. No hizo ni falta hacer la entrevista de la adopción.



Luego me llevaron a casa de Tania y ¡qué sorpresa! Había otros dos gatitos y un bicho muy grande y negro. Le llaman Lúa y me da miedito, pero no me hace nada, espero que seamos amiguitas. Los otros gatos me bufan, pero se aprovechan porque soy pequeñita aún y no me se defender, pero cuando crezca se van a enterar MUAJAJAJAJA.



Luego gracias a Toñi, la mamá de Dani, he podido ir a su casita y estoy aquí tan ricamente. Al principio me asustaba todo, normal, es nuevo para mí, pero ahora estoy jugando con los pelos y collares de Tania, y perdón, mis uñas son muy finitas y no controlo bien mi fuerza. Por cierto, me dan miedo las alturas, no consigo bajar de la cama.